¿Cómo dar de alta la luz?: Precio y tiempo de espera

Una de las dudas más frecuentes que te asaltarán al entrar a una nueva vivienda es como dar de alta el servicio de luz. Es un servicio básico para cualquier hogar, sin el cual nadie se imagina vivir, de aquí que su gran relevancia. De entrada, cabe diferenciar entre dar de alta la luz, pedir la activación de un suministro en el que a día de hoy no hay servicio, o cambiar de titular, es decir, cambiar la responsabilidad del pago de las facturas de electricidad de una persona a otra.

Sea de alquiler de compra, se recomienda que la persona que estará en la vivienda tenga los servicios a su nombre, incluso cuando se trata de un contrato de arrendamiento. En caso de alquiler, es responsabilidad del mismo inquilino dar de alta el servicio de luz o cambiar el titular, proceso en el cual tendrá potestad de cambiar la compañía.

En definitiva, los procesos pueden cambiar según cada empresa, pero así funciona en términos generales:

¿Cómo se cambia el titular de la luz?

Este trámite es el más sencillo, en el momento en el que ya hay un servicio activo de electricidad. En la mayoría de casos, el trámite se puede hacer de forma intuitiva en la Zona de Cliente con los siguientes datos:

  • Nombre y apellidos del titular anterior
  • Nombre, apellidos y DNI del nuevo titular
  • Número de CUPS: Código Universal de Punto de Suministro
  • Comprobante de domicilio: Sea escritura de la vivienda o contrato de alquiler
  • Dirección exacta del punto de suministro eléctrico
  • Número de domiciliación bancaria

Con una factura de la luz del contrato anterior suele ser suficiente para realizar el cambio de titular de la luz o electricidad.

¿Cómo dar de alta la luz por primera vez?

Para dar de alta la luz en una vivienda en la que no hay servicio actualmente, se necesita la siguiente documentación:

  • CUPS: Este código asociado a la vivienda se puede obtener contactando con la distribuidora de la zona, facilitando la dirección exacta, en caso de no conocerlo ya previamente
  • Boletín eléctrico: El documento obligatorio en todas las viviendas que certifica que la instalación eléctrica está en buenas condiciones
  • Cédula de habitabilidad
  • Identificación: Ya sea con una fotocopia de DNI o pasaporte en particulares, certificado de autónomos, o CIF en caso de empresas

Con esta documentación, será tu nuevo proveedor de electricidad el engargado realizar todos los trámites oportunos para dar de alta el servicio.

Alta de luz en una vivienda de segunda ocupación

Otro caso que se puede dar en el alta de luz es el de vivienda de segunda ocupación, que se puede solicitar si han sucedido menos de tres años desde la baja del último servicio. Este trámite de alta en segunda ocupación puede ser menos complejo, y está pensado para inquilinos o casos de compraventa que entran a una vivienda que llevaba un breve tiempo vacía, así como recuperar el servicio tras un periodo de impago, por ejemplo.

En este caso, el interesado se podrá ahorrar los costes de dar de alta la luz.

¿Cuánto tarda en darse de alta la luz?

Cuando hablamos de altas de nuevos suministros, el alta de la luz suele tardar un máximo de 7 días hábiles, pudiéndose resolver en muchas ocasiones en 5. Es el tiempo que requieren las gestiones oportunas por parte de las distribuidoras en cuanto reciben la documentación por parte de la comercializadora, aportada por cliente.

Si es el caso de un simple cambio de titularidad, el trámite también puede durar ciertos días, pero el subministro estará operativo en todo momento.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz?: Precio de dar de alta la luz

Al dar de alta la luz, la comercializadora no suele cobrar nada en particular, simplemente repercutirá los costes por parte de la compañía distribuidora. El precio de dar de alta la luz es el siguiente:

  • 19,70€/Kw por derechos de acceso
  • 17,37€/Kw por derechos de extensión, principalmente en viviendas de obra nueva donde no haya instalación ya, o si es una vivienda usada con más de 3 años sin suministro
  • 9,04€ en total por derechos de enganche
  • Depósito igual al coste de 50 horas, similar o equivalente a la facturación de todo el mes

En todas las situaciones, tienes derecho a elegir la compañía comercializadora eléctrica, valorando aspectos como precio o uso de energía sostenible, ahorrando tanto en tu bolsillo como en emisiones de Co2. Junto a ello, al contratar Nexus Energía también estarás al día de tu consumo de forma transparente, y disfrutarás de un trato personalizado, persona a persona, y con asesoramiento para elegir lo que más se adecua a ti.

¿Qué tipo de tarifa debería contratar?

Además de conocer de forma aproximada la potencia que necesitas, para lo cual puedes hacer un cálculo con los electrodomésticos de tu vivienda o contactar con un electricista, uno de los puntos clave es conocer los tipos de tarifa de luz disponibles en el mercado. En función del uso que hagas en tu vivienda, tu modo de vida o incluso preferencias personales deberás elegir un tipo de servico u otro:

  • Luz a precio de coste: con esta tarifa, abonarás a tu proveedor el precio del KwH a precio que lo compra en el mercado, más una pequeña cuota. En términos generales, es la elección que supone un ahorro más importante a largo plazo
  • Tarifas estables: El coste es siempre el mismo, teniendo como principal ventaja no tener que estar pendiente de los horarios
  • Luz libre: Una cuota personalizada según tus horarios y hábitos de consumo, mediante una cuota fija mensual

Con Nexus Energía tendrás disponibilidad de elegir las 3 opciones. Además, contarás con asesoramiento especializado para poder ahorrar, consiguiendo que tu consumo de energía sea eficiente en todo momento.